Las camas abatibles de gama económica son la mejor opción para muchos por si bajo precio.

Gamas de Precios

Gama Económica  Gama Media  Gama Alta  Todas    Buscador

Camas Abatibles gama económica    

Su principal ventaja, es sin duda su bajo coste comparado con otros sistemas abatibles de gamas superiores. Son la elección idónea cuando se trata de darle un uso no continuado, como suele suceder cuando hemos de amueblar un apartamento que vamos a usar pocas semanas al año, o cuando queremos contar con una cama extra por si nos llega ocasionalmente algún invitado. Esto no significa que su calidad no ofrezca garantías, sino que la sofisticación de su sistema de apertura y cierre, es más convencional y carece de lo que podríamos llamar “florituras innecesarias”.

Por lo general eliminan todos los elementos superfluos, como por ejemplo las traseras, ya que, en esta gama de producto, son unas chapas que tienen una función meramente estética, pudiendo encontrar incluso proveedores que fabrican las camas directamente sin trasera, quedando como fondo de las camas la propia pared, aunque siempre se ofrecen las traseras como elemento opcional. Cuando por el contrario las camas vienen con la trasera incluida de serie, suelen ser igualmente paneles sin función estructural, ya que van claveteadas por detrás, pero resultan muy útiles para evitar el contacto directo del colchón con la pared.

Los mecanismos utilizados para su fabricación, son en gama básica, mucho menos inteligentes, mucho más mecánicos y se requiere algo más de esfuerzo para manipular las camas abatibles. Las escaleras y barandillas de las literas suelen ser de quita y pon, por lo que hemos de encontrar un espacio para guardarlas cuando las camas están cerradas.

Otro dato a resaltar, son sus patas de apoyo casi siempre de posicionamiento manual y por lo general carecen de bloqueo de seguridad anti-cierre.

Como es natural, en los muebles de esta gama las opciones de escoger tirador son escasas, pudiendo incluso encontrarnos con que se fabrican con un único tirador propuesto por el fabricante, del que solo podremos escoger el tono de acabado. Por supuesto, carecen de extras como puedan ser los elementos multimedia o sistemas de iluminación Led y en la mayoría de los casos, carecen de somier de lamas, quedando el colchón directamente apoyado sobre el tablero que constituye el mismo frente de la cama, aunque suelen ir con un entramado metálico de refuerzo.