Dormitorios para bebés y niños menores de 5 años, con un diseño y una ambientación apropiada a su edad. Línea de precio todas.

Gamas de Precios

Gama Económica  Gama Media  Gama Alta  Todas    Buscador

Habitaciones de Bebés    

Por habitaciones para bebés, entendemos aquellas que están orientadas a una etapa de edad que abarca desde los 0 a los 3 años. Durante este periodo, los pequeños desarrollan su capacidad sensorial, algo que se produce mediante la observación y la admiración de todo lo que acontece en su entorno, aprendiendo durante este periodo más a través de sus sentidos que a través de su intelecto. Por eso es fundamental diseñar sus habitaciones con tonos suaves, buscando siempre la armonía tonal y escogiendo preferentemente un mobiliario de líneas lisas.

Las habitaciones para bebés, son espacios a los que cada vez se les da un mayor protagonismo en el hogar, normalmente pensados con la intención de que puedan evolucionar con los más pequeños de la casa durante su primera etapa de edad.

Además de contemplar las necesidades de almacenamiento para la propia ropita del bebé y los pañales, pensamos en la comodidad de las madres durante el periodo de lactancia. Al ser conscientes de que los niños aprenden jugando, hay que prever que en solo unos meses el bebé necesitará de espacio para juegos que le estimulen en su desarrollo, por lo que será conveniente en la medida de lo posible, plantear una distribución que deje algo de espacio libre para una cómoda alfombra (a ser posible de fácil limpieza), y evitar lógicamente los elementos angulosos que puedan suponer un peligro potencial.

En elmenut.com, estamos especializados en desarrollar productos para bebés, diseñados según la filosofía Montessori. El equipamiento de un ambiente Montessori se basa en lugares amplios y ordenados, acordes con una estética adecuada su edad, diseñados con líneas simples y donde cada elemento tiene su razón de ser en el desarrollo del niño.

Las dimensiones de los muebles y complementos, están proporcionados a la medida de los niños, con estanterías bajas y mesas con sillas a su medida en las que se sientan cómodos.

Lo deseable siempre que las dimensiones de la estancia lo permitan, será diseñar y ambientar los espacios para promover la independencia del niño durante su fase de exploración y proceso de aprendizaje.

Una cosa sobre la que nos gustaría hacer hincapié es en la necesidad de evitar en estas estancias, los remates en ángulos rectos, tiradores con esquinas sobresalientes, así como las piezas que puedan sobrepasar la línea de muebles y que puedan dar lugar a pequeños accidentes caseros innecesarios.