Resultados para la búsqueda: 144 Dormitorios con compacto.

Qué son las Camas compactas y qué ventajas ofrecen.

A menudo los clientes suelen preguntarnos por la diferencia entre una cama nido y un compacto o cama compacta.

Al igual que sucede con las camas nido que cuentan con una base útil, bien con cajones para almacenamiento o bien con un somier de arrastre nido con una segunda cama auxiliar, las camas compactas fueron pensadas por los desarrolladores de producto, para intentar ofrecer el mayor servicio posible en el mínimo espacio requerido; es decir, ocupa lo mismo que una cama sencilla solo que son de mayor altura que los nidos convencionales.

Las habitaciones de dimensiones reducidas son un problema muy frecuente a la hora de equipar un dormitorio infantil, sobre todo cuando la habitación ha de ser compartida por dos o más hermanos, o simplemente porque se deja la previsión de una cama auxiliar por si viene a dormir un amiguito, un sobrino, o simplemente, nuestro hijo se pone malito una noche y preferimos quedarnos junto a su cama.

Las camas compactas se pueden encontrar en línea colonial o contemporánea, pero todas tienen en común el ser elementos robustos y más pesados y de mayor altura que las camas convencionales.

  • Se podría decir que cuentan con tres niveles; nivel superior, intermedio y base.
  • Pueden ser simples, dobles o triples.
  • A la vista siempre tendremos disponible la cama principal o cama fija. (Nivel superior).

En el nivel intermedio lo habitual es que cuenten con una cómoda cama deslizante con ruedas, que a diferencia de las camas nido, ofrece la facilidad de que al desplazarlas quedan ya a la altura de uso, sin necesidad de desplegar patas, aunque hay quien prefiere espacio de almacenaje, en cuyo caso se renuncia a la cama intermedia en favor de dos hileras de cajones.

En un nivel inferior podremos optar por varias opciones; bien una base de 3 ó 4 cajones en línea, ó 2 grandes contenedores.
Existe también la opción de sustituir los cajones base por una tercera cama (en este caso nido con somier de arrastre), aunque lo habitual es que si una estancia es lo bastante grande como para poder desplazar 3 camas (casi 3 metros), no tenga por lo tanto problemas de espacio y se pueda recurrir a otras soluciones.

En resumen, que en el espacio que ocupa en el suelo una cama para colchón de 90 x 190 (suele ser 200 x 100 F), nos podemos encontrar con dos y hasta 3 camas, o bien con grandes elementos de almacenaje.

Otro factor que debemos tener presente a la hora de elegir un compacto, es si queremos la cama con base de tarima o con somier de lamas.

En diseños más contemporáneos, sería más coherente mantener el mismo tipo de material sin interrupciones, por lo que estéticamente quedan muy bien las superficies tipo tarima para la cama superior fija, aunque las intermedias o deslizantes si que podemos encontrarlas más fácilmente en ambas versiones; tarima y somier.

Al ser más altas de lo normal, habrá que tener presente la edad del niño, por si conviene añadir un protector quitamiedos que evite eventuales caídas, aunque cada vez hay más padres que renuncian a esta opción y prefieren usar la propia cama intermedia como chichonera, desplazándola por la noche para que el pequeño si cae, caiga sobre algo blandito y de ese modo, no se encuentran con un elemento al que en breve no le podrán dar utilidad.

En cuanto a complementos, además de los protectores quitamiedos, existen escalerillas, escabeles de 2 peldaños para facilitar el acceso o incluso numerosos complementos cubo para colgar sobre los brazos y bastidores, en los que guardar cuentos o peluches, además de contribuir a decorar la estancia.

Como último dato a tener presente, es preguntar siempre la altura de colchón que se admite para la cama intermedia, ya que cada fabricante deja un espacio útil diferente.

X
Tus favoritos

Puedes visualizar tus favoritos pinchando encima de ellos y puedes borrarlos desde el botón borrar.