Cómo elegir las primeras camas para niños

Preparar un dormitorio infantil no es tarea fácil. Y es que más allá de un diseño bonito es mucho más importante saber crear el ambiente adecuado para que los más peques de la casa puedan recuperarse de su intenso desgaste físico diario. Por eso hoy te damos algunas pautas para saber elegir las primeras camas para niños.

elegir las primeras camas para niños

La cama es uno de los lugares donde más tiempo pasamos a lo largo del día y es importante que sea cómoda, segura, de calidad, y sobre todo que sea capaz de proporcionar siempre un buen descanso. Si se trata de camas infantiles con más motivo todavía, ya que sin un buen descanso no serán capaces de rendir al máximo en el cole y en el resto de sus actividades diarias.

Habitación infantil tipo tren con tobogán

Por supuesto cualquier habitación infantil debe organizarse acorde a las necesidades del niño. También es buena idea que tengas en cuenta sus gustos personales. Pero en cuestión de descanso siempre hay algunos consejos por los que te puedes guiar a la hora de escoger las primeras camas para niños:

Elige colchones de dureza media para evitar que su espalda se resienta. Mi muy duro ni muy blando. Los extremos nunca son buenos.

Camas nido para ahorrar espacio. Hay que ser previsores, y en algún momento tu hijo querrá invitar a algún amigo a dormir. Este tipo de camas son muy buena solución para hacerle sitio a las visitas a la vez que ahorras en espacio. Lo mismo se podría decir de las literas.

Litera juvenil
Literas

Cama con cajones. Si el problema es la falta de espacio, una cama con cajones debajo te proporcionará un extra de espacio y mucho servicio.

Las camas con dosel les darán mayor independencia a los hermanos que se ven en la necesidad de compartir habitación.

Algo muy importante a tener también en cuenta son las medidas de la cama; esta debe ser amplia y con una largura y anchura suficientes para que el niño pueda estirarse y realizar cambios de postura cómodamente.

El acceso a la cama también debe ser cómodo, sin obstáculos alrededor. Y por supuesto las sabanas, colchas, edredones y demás textil de hogar, bien pueden quedar a elección del niño para que se siente cómodo, a gusto y lleno de creatividad. Al fin y al cabo es su espacio de intimidad.

¿Qué te parecen los consejos para elegir las primeras camas para niños? ¿Cuál nos darías tú?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *