Habitaciones infantiles compartidas, optimiza el espacio

¿Compartías habitación con tus hermanos cuando eras niño? Hace no muchos años las habitaciones infantiles compartidas eran la tónica habitual de las familias con dos o más hijos. En El Menut tenemos soluciones para optimizar al máximo el espacio y hacer de un escollo una ventaja, porque compartir habitación también tiene sus beneficios. ¡Vamos a verlo!

La falta de espacio en los pisos urbanos era y sigue siendo un problema para muchas parejas que incluso se plantean tener el segundo o tercer hijo en función del espacio con que cuentan en su hogar. Sin embargo, no hay que temer a las habitaciones infantiles compartidas, porque con el mobiliario y la distribución adecuados, el dormitorio crecerá con ellos y podrán dormir, estudiar y jugar juntos mucho tiempo.

literas infantiles a ras de suelo

Tres soluciones de espacio para habitaciones infantiles compartidas

  1. Literas. ¿Qué niño no adora dormir en una litera? Mientras que la de abajo es como una cabaña en el bosque, en la de arriba sienten el poder de las alturas -solo aptas para los hermanos mayores…- Son la estrella de las habitaciones infantiles compartidas, y pueden ser de muchos tipos: clásicas, de tren, con la cama a ras de suelo
  2. Camas abatibles. Es una de las propuestas más interesantes ante la falta de espacio, y que resulta perfecta cuando se comparte habitación ya que, cuando están guardadas las camas, dejan un amplio espacio en el cuarto para jugar. En El Menut puedes encontrar camas abatibles de tres tipos: gama básica, gama media y gama alta.
  3. Camas nido. Al igual que las abatibles, permiten ganar espacio cuando están cerradas, y tienen la ventaja de que incluyen espacio de almacenamiento en forma de cajones en su interior. Es la opción más clásica de las tres, pero no por ello menos práctica.

¿Quieres saber la diferencia entre las distintas camas abatibles? Lee este post

cama nido para habitaciones infantiles compartidas

Tips para compartir habitación con éxito

  • Enséñales a ser ordenados. El orden en las habitaciones infantiles compartidas es más importante que en ningún otro espacio. Muéstrales que una habitación ordenada es más agradable que un espacio caótico. Recuerda que tú debes ser su modelo a seguir, así que intenta no acumular trastos: por ejemplo, dona la ropa, libros y juguetes cuando ya no los utilicen.
  • Recoger puede ser divertido. El mobiliario infantil está de tu parte: cajoneras, baúles, estanterías con cajas, elementos de almacenaje oculto en las camas… Haz que cada cosa tenga su lugar -¿recuerdas esa cancioncita de la guardería? «A guardar, a guardar, cada cosa en su lugar…»-, y que ellos mismos se acostumbren a recoger, tomándolo como parte del juego.
  • Dormir juntos es una ventaja. Con la llegada del hermano pequeño, no hay nada mejor que animar al mayor a compartir habitación. Le ayudará a combatir los terrores nocturnos y se fomentará su sentido de la responsabilidad. Mientras que el bebé se sentirá acompañado y aprenderá a dormir en su camita solo mucho antes y con menos esfuerzo. Una buena opción para habitaciones infantiles compartidas en las que el pequeño tiene menos de tres años son las literas, colocando una barrera anticaída en la litera de abajo. El bebé se sentirá recogido como en la cuna y acompañado por su hermano mayor.

literas en tren

Si después de estos consejos te decides a crear una habitación para que la compartan tus hijos, ¡en El Menut encontrarás todo lo que necesitas!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *