190 Dormitorios juveniles de económicos para mayores de 12 años.

Gamas de Precios

Gama Económica  Gama Media  Gama Alta  Todas    Buscador

Dormitorios Juveniles    

Características de los dormitorios juveniles de Gama Básica o económica.

Bajo la denominación de Gama Básica o económica, se engloban muebles muy interesantes y de esmerado diseño, que únicamente eliminan detalles superfluos, o sustituyen ciertos componentes de primera marca, por otros “de marca blanca”.

 

Entre las características que podríamos establecer como rasgo común en todas las series pertenecientes a esta categoría, podemos destacar:

  • Las traseras de los muebles son finas y no tienen una función estructural, sino puramente estética. Esto es algo que con los años, o como consecuencia de un uso brusco y prolongado, puede derivar en oscilaciones y/o balanceos de las estructuras, particularmente en elementos verticales sin anclaje a pared.
  • Otro rasgo común, es que los estantes interiores de los armarios (salvo en muy contadas ocasiones), no superan los 19 mm de espesor. Los cajones carecen de doble frente: Esto es algo que repercute en su durabilidad, sobre todo, si no se tiene especial cuidado a la hora de abrirlos y cerrarlos.
  • En cuanto a la elección de tiradores, en las series de gama básica, se limita notablemente el número de opciones, tanto en lo que se refiere a variedad de diseños como a los tonos de acabado, y concretamente en el caso de las camas abatibles, suelen venir con una sola opción de tirador (generalmente empotrado).
  • La diferencia más destacable afecta quizás a las camas abatibles. Éstas no disponen de somier de lamas, sino que los colchones descansan directamente sobre tablero, (aunque reforzado por un bastidor metálico). Este pequeño detalle puede parecer superfluo, sin embargo, repercute en la durabilidad del colchón, ya que la pequeña elevación que proporciona un somier de lamas, genera siempre una cámara de aireación que evita su deterioro.
  • Como es natural, los muebles de esta gama, carecen de extras como puedan ser los elementos multimedia o sistemas de iluminación LED.

Su ventaja sin embargo, es su bajo coste comparado con las otras dos gamas (Media y Alta). Es sin duda, el producto ideal si tienes que vestir el dormitorio de un apartamento de playa. También si necesitas una habitación con literas o un tobogán, que sabemos de antemano, que van a ser disfrutadas durante un tiempo no demasiado extenso.

Si has de habilitar un cuarto de juegos, una habitación de bebé con cuna o cualquier otro tipo de equipamiento pensado sólo para un número de años determinado. (Ejemplo, una litera es compartida por dos hermanos hasta que estos cumplen una edad entre los 8-12 años, momento en que llega el momento de que cada uno tenga su propia habitación).

Retomando las camas abatibles, la delicadeza de los mecanismos utilizados en la fabricación de estos sistemas en las series superiores, sí que representa una gran diferencia. Los mecanismos son tal y cómo su propia gama define, mucho menos inteligentes, mucho más mecánicos y se requiere algo más de esfuerzo para manipular las camas abatibles de la gama básica.

No todos, pero es posible que te encuentres con componentes como estantes o escritorios, canteados con material laminado, sin la protección de PVC o cantos ABS de que disponen sin excepción todos los muebles de gama media o superior. Este es un dato importante si tenemos presente la resistencia a las contusiones que aportan dichos acabados.

En elmenut.com, tenemos a los diferentes proveedores clasificados en tres gamas de producto diferenciadas como Gama Básica, Gama Media y Gama Alta. Sin embargo, esta catalogación puede llevar a la idea equivocada, de que un producto categorizado cómo “básico”, pueda ser interpretado como un producto poco sólido, o poco aconsejable.

En elmenut.com, escogemos con mucho cuidado los productos que ofrecemos a nuestros clientes y es por lo tanto necesario aclarar, que bajo la denominación de Gama Básica, se engloban muebles de muy buenas prestaciones y de esmerado diseño, que únicamente eliminan lo que podríamos considerar superfluo, o sustituyen ciertos componentes de primera marca, por otros “de marca blanca”.